martes, 3 de marzo de 2009

Pañuelos

Un fama es muy rico y tiene sirvienta. Este fama usa un pañuelo y lo tira al cesto de los papeles. Usa otro, y lo tira al cesto. Va tirando al cesto todos los pañuelos usados. Cuando se le acaban, compra otra caja.
La sirvienta recoge los pañuelos y los guarda para ella. Como está muy sorprendida por la conducta del fama, un día no puede contenerse y le pregunta si verdaderamente los pañuelos son para tirar.
-Gran idiota- dice el fama, no había que preguntar. Desde ahora lavarás mis pañuelos y yo ahorraré dinero.
Julio Cortázar
pd: No entiendo porque se supone los famas son "buenos" para mi son unos mandones, malcriados y pedantes!!!

1 comentario:

  1. Hay veces que es mejor tener la boca cerrada, ajaja.
    Un besito, preciosa
    Natacha.

    ResponderEliminar