viernes, 5 de febrero de 2010

Carpe Diem


“Soñamos días de mañana

que nunca llegan.

Soñamos una gloria

que no deseamos.

Soñamos un nuevo día

cuando ese día ya ha llegado.


Huimos de una batalla

en la que deberíamos pelear.
Y sin embargo dormimos.
Esperamos la llamada

sin adelantarnos a ella.


Basamos nuestras esperanzas en el futuro

cuando el futuro no es más que vanos proyectos.

Soñamos con una sabiduría

que evitamos cada día.


Llamamos con nuestras plegarias a un salvador

cuando la salvación está en nuestras manos.
Y sin embargo dormimos.
Y sin embargo dormimos.

Y sin embargo rezamos.

Y sin embargo tenemos miedo”



"Me fui a los bosques porque deseaba vivir en paz,

enfrentarme a la esencia misma de la vida

y comprobar si era capaz de aprender

todo lo que podían enseñarme.

No quería descubrir,

en el umbral de mi muerte, que no había vivido"








Henry David Thoreau



PD: Desde pequeña me encantó "La sociedad de los poetas muertos"

miércoles, 3 de febrero de 2010

Desvelos, amores y año nuevo


Vamos a escribir más poesía barata,

de esta a la que a nadie encanta;

la noche es perfecta

la luna está llena


Tú y yo borrachos

y en el alma llevando muchas penas.



Afuera, el murmullo de la gente

Dentro, dos seres humanos

quemándose en silencio.


Dicen que ésta es una noche especial

pero qué importa si al amanecer otro año será.


Lo importante es, que mientras tú estes

los versos de amor no se acabarán.



N.





*Escrito entre las 11:00 PM del día 31 de diciembre 2009

y la 1:30 AM del día 1 de enero 2010

lunes, 1 de febrero de 2010

Si yo, tú


Si yo, tú.
Si caes, yo contigo,
y nos levantaremos juntos
en esto unidos.


Si me pierdo, encuéntrame.
Si te pierdes, yo contigo,
y juntos leeremos en las estrellas
cuál es nuestro camino
Y si no existe, lo inventaremos.


Si la distancia es el olvido,
haré puentes con tus abrazos,
pues lo que tú y yo hemos vivido
no son cadenas...
ni siquiera lazos:
es el sueño de cualquier amigo
es pintar un te quiero a trazos,
y secarlo en nuestro regazo.


Si yo, tú.
Si dudo, me empujas.
Si dudas, te entiendo.
Si callo, escucha mi mirada.
Si callas, leeré tus gestos.


Si me necesitas, silba
y construiré una escalera
hecha de tus últimos besos,
para robar a la luna una estrella
y ponerla en tu mesilla
para que te dé luz.


Si yo, tú.
Si tú, yo también.
Si lloro, ríeme.
Si ríes, lloraré,
pues somos el equilibrio,
dos mitades que forman un sueño.


Si yo, tú.
Si tú, conmigo.
Y si te arrodillas
haré que el mundo sea más bajo,
a tu medida,
pues a veces para seguir creciendo
hay que agacharse.


Si me dejas, mantendré viva la llama
hasta que regreses,
y sin preguntas, seguiremos caminando.
Y sin condiciones, te seguiré perdonando.
Si te duermes, seguiremos soñando
que el tiempo no ha pasado,
que el reloj se ha parado.


Y si alguna vez la risa
se te vuelve dura,
se te secan las lágrimas
y la ternura,
estaré a tu lado,
pues siempre te he querido,
pues siempre te he cuidado.


Pero jamás te cures de quererme,
pues el amor es como Don Quijote:
sólo recobra la cordura
para morir.


Quiéreme en mi locura,
pues mi camisa de fuerza eres tú,
y eso me calma,
y eso me cura...
Si yo, tú.
Si tú, yo.
Sin ti, nada.
Sin mí, si quieres, prueba.






Txus Di Fellatio (Batero de Mago de Oz)