viernes, 27 de julio de 2012

Necesidades de medio día



A ese hombre lo veía solo de noche, 
lo observaba beber ron a secas.. 


La sonrisa triste y 
los ojos cansados. 
Llevaba muchas penas. 


Era la casualidad, el destino 
o no sé que.. Pero siempre 
íbamos al mismo lugar.. 


Aquella noche de octubre, 
lo vi bailar con ella 
y se miraba muy feliz. 


Tres noches después lo encontré en la calle, 
frente a un bar que hoy no recuerdo.. 
Me dio un beso y me sonrió 
sin pena, sin miedo, por fin era feliz. 


Trece años hace hoy desde la ultima vez que nos vimos, 
quisiera verlo de nuevo, 
decirle que lo amé siempre. 


Bailar flamenco a su lado, 
pero es imposible, 
lo perdí, 
trece años de no verte.. 
¿Dónde estarás? 




Niriel..

No hay comentarios:

Publicar un comentario